miércoles, 24 de diciembre de 2014

CRECIMIENTO ECONÓMICO o DEBACLE : UN CAMBIO DE ÉPOCA


Siete años de tormenta perfecta, en una crisis de longitud impredecible, han hecho perder el rumbo de la nave, han producido millones de ahogados y de malheridos, pero simultáneamente, han forjado marineros aguerridos, capaces de soportar con éxito futuros envites y de aprovechar vientos favorables.

¿Están desorientados muchos de nuestros banqueros, políticos o dirigentes, limitándose a oír con impotencia las súplicas de auxilio de una gran masa social y económica de Pymes? ¿Tienen hoy las empresas proyectos de futuro o bastante hacen con sobrevivir? ¿Entienden los sindicatos el cambio de época?

Las Derechas europeas en los gobiernos suben impuestos, las Izquierdas recortan prestaciones. Los populismos extremos están alcanzando las primeras posiciones en las últimas elecciones europeas en democracias tan “civilizadas” como Francia, Reino Unido u Holanda, y a medida que mejoran algunos indicadores como la vuelta a incrementos positivos de PIB o el abaratamiento del endeudamiento, se piden con más fuerza las políticas de crecimiento.

Recordamos el largo periodo anterior de desarrollo sostenido, en el que el crecimiento permitía bajar impuestos porcentuales pero incrementar recaudación, aumentar el poder adquisitivo del ciudadano y su consumo, mejorar prestaciones sociales y reforzar ciclo a ciclo el poder de nuestras economías al mismo tiempo que el bienestar social. Entonces alcanzamos el círculo virtuoso.